Sopa de Miso al aroma de ajo y almendra
  • Para el invierno y el resto del año.

Ingredientes para 4 personas

  • 3 dientes de ajo
  • 60 gramos de almendra laminada
  • 1 cs de aceite de maíz
  • 4 tazones de sopa miso: 1 cebolla cortada fina, 1 zanahoria en medias rodajas, 1 hoja de col cortada bien fina, 5 cm de alga wakame remojada 10 minutos y cortada a trocitos, 1 litro de agua mineral, 1 cucharada de aceite de sésamo o de oliva de primera presión en frío, ½ cucharadita de postre rasa por bol de sopa de mugi miso (miso de cebada no pasteurizado), jengibre fresco rallado, perejil fresco picado.

Elaboración

  1. Hacer la sopa de miso y triturarla con el brazo eléctrico o pasarla por el pasapuré para que quede ligeramente espesa.
  2. Tostar en una sartén sin aceite, las láminas de almendra hasta que empiecen a tomar color uniformemente.
  3. Pelar y cortar los dientes de ajo en láminas muy finas.
  4. Saltear las láminas de ajo en una sartén con una pizca de aceite.
  5. Incorporar la mitad de los ajos a la crema y cocerla al fuego durante 5 minutos. Añadir el mugi miso y diluirlo.
  6. Disponer en platos hondos la almendra y el resto del ajo. Servir en cada plato la crema de miso bien caliente y el perejil picado.

Preparación de la sopa miso

  1. Calentar una olla con un poquito de aceite. Añadir la cebolla y saltearla durante 5 minutos con una pizca de sal.
  2. Añadir la col, la zanahoria y el agua. Cubrir con el agua mineral y hervir medio tapado durante 15 minutos a fuego suave.
  3. Poner el miso en un bol y diluirlo con un poco del mismo caldo. Añadirlo a la sopa y dejar cocer a fuego mínimo, sin que hierva durante 3 minutos.
  4. Añadir unas gotas de jengibre fresco, rallado y escurrido.
  5. Servir caliente con perejil fresco.

Efecto

Remineraliza y alcaliniza la sangre; activa la circulación y estimula la energía eliminando el cansancio. Nos da calor interior. Importante efecto antiradiactivo. Ayuda a eliminar metales pesados tan frecuentes en nuestro organismo. Potencia la digestión y el funcionamiento de los riñones.

*El ajo nos dará movimiento al plato y permite liberar la energía que está estancada o bloqueada.

Nota de presentación

Esta receta es adecuada para otoño e invierno. En primavera y verano, no saltearemos la verduras, sino que las pondremos directamente en el agua hirviendo durante 10 minutos y serviremos con germinados o pepino troceado y una rodaja de limón.

Según la estación, podemos utilizar otras verduras: Apio, hinojo, puerro… Y podemos añadir legumbres, tofu, arroz u otro cereal que nos haya sobrado de otras comidas.

  • Sería como la sopa de ajo clásica, pero sin el pan, haciéndola más nutritiva añadiendo cualquier cereal que tengamos hervido, como quinoa o trigo sarraceno.

Podemos presentar los elementos sólidos en el plato y el líquido en una jarra.

Más artículos

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué te puedo ayudar?