Epigenética: La Interacción Entre el Genoma y el Medio Ambiente

El término «epigenética» fue acuñado en 1942 por el biólogo británico Conrad Waddington para describir los efectos de las influencias externas en el desarrollo de los organismos. En las últimas décadas, ha quedado claro que la epigenética desempeña un papel mucho más importante en la determinación de la identidad celular de lo que se creía inicialmente.

La epigenética es una rama de la biología que se enfoca en estudiar los factores y mecanismos que regulan la expresión de los genes sin que exista una modificación en la secuencia del ADN. El prefijo «epi» proviene del latín y significa «por encima», lo que sugiere que la epigenética es la ciencia que se sitúa «por encima» de la genética.

A través de estudios epidemiológicos, se ha descubierto que diversos factores ambientales generan cambios heredables que, sin modificar la estructura del ADN, controlan la expresión de los genes.

En la actualidad, esta ciencia se centra principalmente, en comprender cómo factores ambientales, como la dieta, los hábitos, la exposición a contaminantes o infecciones, influyen en la modificación de los genes y cómo estos cambios impactan en el fenotipo de la descendencia, es decir,  que los factores ambientales, como la alimentación, el estilo de vida, el comportamiento y el estrés, pueden afectar la salud no solo de las personas expuestas a ellos, sino también la de sus descendientes.

Según la genética tradicional, los cambios significativos en la estructura del genoma humano solo ocurrirían a lo largo de muchas generaciones o incluso miles de años. Sin embargo, el concepto de epigenética revela que estos cambios pueden ocurrir de manera más rápida. Los mecanismos epigenéticos añaden una pieza al intrincado rompecabezas de las relaciones entre los genes y los factores externos, lo que conocemos como el ambiente, y explican algunas características finales del individuo (el fenotipo) a partir de su conjunto particular de genes (el genotipo). .

Hoy sabemos que el ambiente puede influir en la actividad de nuestros genes sin modificar la estructura del ADN. Esto se asemeja a la relación entre el «hardware» (el ADN) y el «software» (la epigenética). Por tanto, debemos cuidarnos para evitar introducir cambios epigenéticos en nuestro genoma que transmitiremos como herencia a nuestros hijos. Esto implica llevar una alimentación adecuada, no fumar y evitar la exposición innecesaria a radiaciones, entre otros factores.

La epigenética representa el futuro de la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades, y a medida que se comprendan mejor los cambios específicos que caracterizan a cada condición patológica, podremos determinar conductas más eficaces para mantener la salud.

La epigenética no solo se aplica a la transmisión de potenciales negativos o de riesgo para la salud, sino también a las ventajas de heredar rasgos saludables.

Con el descubrimiento de la epigenética y la constante evolución de las investigaciones en este campo, observamos cómo avanza la ciencia y reconocemos que todavía no disponemos de verdades absolutas, solo de un estado actual del conocimiento que evoluciona con grandes avances, lo que ha permitido el diseño de herramientas o TEST EPIGENETICOS  que nos ayudan a desenmascarar como  todos estos factores externos están influyendo en nuestra vida y como poder OPTIMIZAR nuestra biología y sistemas para tener un correcto funcionamiento de nuestros sistemas y así poder MANTENER Y RECUPERAR LA SALUD, para VIVIR de forma más sostenible tanto a nivel bioquímico, como biofísico como energético .

Una extraordinaria HERRAMIENTA DE PREVENCIÓN , de la que YA DISPONEMOS en la consulta .

¡¡Pide información!!

Más artículos

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué te puedo ayudar?