Bondades de los productos ecológicos y biológicos

Son alimentos que aconsejo consumir por sentido común y por sus muchas ventajas:

  • Consumirlos es invertir en nuestra salud, en calidad de vida y en el futuro de la humanidad. Lo cual es una decisión responsable.
  • Son sanos y equilibrados y, por tanto, aumentan el rendimiento vital.
  • Conservan el equilibrio en sus nutrientes, sales minerales…
  • Mantienen el sabor genuino.
  • Colaboran en la conservación del medio ambiente al no envenenar el suelo y desnutrirlo, respetando los ciclos biológicos de los microorganismos, la flora y fauna que habitan dichos terrenos, imprescindible para la vida, permitiendo que el suelo se regenere por sí mismo.
  • Se asimilan fácilmente sin alterar las funciones metabólicas.
  • Nos permiten usar productos locales y de la estación, respetando el momento y lugar donde nos encontramos, un factor importante para nuestro propio equilibrio interno.
  • No contienen productos químicos de laboratorio o de síntesis Pesticidas, aditivos, etc.

Nuestro cuerpo

Solo el hecho de abrir los ojos por la mañana y decidir levantarnos ya requiere energía y sustancias que pueden llevar a cabo dicha acción, sin ellas no es posible, por ejemplo: caminar, lavarnos los dientes, pensar, hablar, reír, trabajar, correr, disfrutar, soñar, dormir, respirar…

Imaginemos nuestro organismo como una pecera en la que los peces están nadando felices en el agua. Evidentemente para que los peces crezcan y vivan de forma saludable, el agua debe tener los ingredientes necesarios, el pH adecuado, un sistema de reciclado de desechos, una luz suficiente para evitar que se desarrollen ciertas bacterias dañinas… En fin, un sistema en equilibrio perfecto para que la vida en salud sea posible.

Siguiendo el símil, imaginemos que las células de nuestro cuerpo son los peces y el medio que las rodea lo llamaremos mesénquima. La salud y las condiciones de este mesénquima son de vital importancia, pues es  ahí donde se recibe la llegada de nutrientes que van a utilizar las células para regenerarse y obtener la energía necesaria para que cada una lleve a cabo la función que le ha sido asignada; y porque también es allí donde van a parar los residuos o basura, que será transportada por el torrente sanguíneo hacia los órganos encargados de la limpieza y posterior eliminación.

Dependiendo de cómo esté ese medio, así será la calidad de nuestras células y, por tanto, gozaremos de mayor o menor salud.

Todas las recetas que he desarrollado y que iré proponiendo aquí en la web, poseen los nutrientes básicos que necesitamos para mantener en armonía el mesénquima y bien abastecidas nuestras células, respetando su estructura anatomoquimicofisiologica además de su función energética, fundamental para el mantenimiento de la VIDA. Sin esta Energía Vital nada es posible.

Más artículos

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué te puedo ayudar?