Alergias

En primavera es clásica la alergia estacional.

Principalmente la rinitis alérgica y la bronquitis asmática. En estos casos , la prevención se debería iniciar con antelación a la eclosión floral que tanto afecta a estos pacientes, para minimizar los síntomas. Una vez pasada la primavera se debería continuar con un tratamiento preventivo con la intención de que el próximo año el impacto sea menor y haya una mejora progresiva.

El que es alérgico debe mantener los cuidados a lo largo de su vida, pues si no puede volver a padecer los mismos síntomas o bien otros síntomas  que aparentemente parecen no tener relación con la alergia, pero que guardan relación con una alteración del sistema inmunológico, quien es el responsable de la alergia.

En los adultos, hay que tener en cuenta también otros factores, como la presencia o no de tóxicos medioambientales, metales pesados y otras “cargas” claves en la recuperación.

Como norma general, en un paciente con este tipo de alergias, es fundamental eliminar los alimentos ricos en histamina, como la carne de cerdo y sus derivados, el chocolate y la leche, especialmente de vaca y sus derivados y los huevos, así como el vino y el alcohol en general y  los alimentos enlatados. Por supuesto pueden existir también otros alimentos que nos sean desfavorables, y para esto realizo en la consulta un test de intolerancia alimenticia personalizado  con el sistema de Biorresonancia-Mora  que es rápido e indoloro, y que nos ayudará a detectar cuáles son las sustancias que más nos perjudican. Es conveniente además evitar de forma habitual aquellos alimentos que debilitan nuestro sistema inmunológico, como los productos refinados, los azucares y los lácteos.

La homeopatía desempeña un papel muy importante tanto en la rinitis alérgica como en la bronquitis asmática.

Para la rinitis alérgica como método preventivo, contamos con el remedio Pollens 30CH que, tomado de forma regular en una dosis semanal durante el mes anterior a la primavera hasta el verano, nos ayuda a desensibilizarnos contra la mayoría de pólenes que aparecen durante esta estación. Un buen médico homeópata sabrá encontrar para cada paciente aquel o aquellos medicamentos homeopáticos que ayuden a mejorar los síntomas.

En la bronquitis asmática, de forma preventiva, es recomendable Pulmón-Histamina 9CH. Tres bolitas al día durante un periodo de tiempo determinado por nuestro médico, hasta mejorar la hiperactividad bronquial.

En ambos casos, es necesario un buen tratamiento homeopático de fondo en función de la constitución, la condición, el carácter de cada persona y según sus propios síntomas que deberá ser llevado a cabo por el médico o el profesional de la salud especialista en dicha terapeutica y dentro del marco holístico de la persona, teniendo en cuenta la alimentación y otros  suplementos así como otros factores de nuestra vida, con la finalidad, no lo olvidemos, de armonizar a toda la persona. Conversamos y trabajamos con la totalidad del Ser , y esto es lo más importante y maravilloso.

Estos tratamientos son compatibles con la medicina convencional, aunque no olvidar, que antes de tomar algún producto, deberíamos consultar al médico o profesional sanitario especialista en homeopatía.

Más artículos

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué te puedo ayudar?